Cómo cifrar carpetas en Windows 7

el . Publicado en Optimiza

Cifrar las carpetas de datos, e incluso el disco duro completo, es algo que se realiza cada vez con más frecuencia.

 

Es recomendable cifrar cualquier información que contenga datos de trabajo o personales. Como en todo lo relativo la seguridad, siempre que añades una capa de protección tienes que evaluar sus consecuencias y elegir el método que más se adapte a tus necesidades. No es lo mismo cifrar una carpeta en un pendrive que hacerlo en el disco duro de tu equipo. También tienes que sopesar la necesidad de recordar una clave o por el contrario la flexibilidad de usar un certificado. Además, debes reflexionar sobre los entornos (Windows, Mac, Linux, etc.) en los que vas a trabajar con estos datos. Teniendo en cuenta todos estos aspectos puedes elegir entre varias opciones. La manera más sencilla es utilizar Windows para cifrar tus carpetas.

Windows 7 incorpora el sistema de cifrado de archivos EFS (en las versiones Professional y Ultimate). Para cifrar una carpeta, abre el explorador de Windows y abre la ruta en donde se encuentra la carpeta que vas a cifrar. Luego selecciona la carpeta y haz clic sobre ella con el botón derecho del ratón. En el menú de contexto, pulsa sobre Propiedades. Se abrirá la ventana de propiedades de la carpeta. Ahora haz clic sobre la pestaña General y pulsa sobre el botón Opciones avanzadas situado en la parte inferior derecha de la ventana. Activa la casilla Cifrar contenido para proteger datos 4 y pulsa el botón Aceptar.

De vuelta a la ventana de Propiedades, pulsa Aceptar de nuevo para aplicar los cambios. Acabas de cifrar tu carpeta. Si te fijas en el explorador de archivos, el nombre de una carpeta cifrada aparece en color verde. Sin embargo, como puedes comprobar, sigues accediendo a ella como lo haces normalmente, sin tener que introducir ninguna contraseña. Además, al copiar los datos a otro dispositivo, se copiarán sin cifrar. Esto es debido al funcionamiento interno del cifrado en Windows. La primera vez que cifras una carpeta o archivo, Windows crea automáticamente un certificado EFS. Que es el que se utiliza para cifrar y descifrar. Este certificado va unido a tu usuario. Si inicias la sesión con otro usuario, verás que no puede acceder a la carpeta que acabas de cifrar. Este certificado es único, de manera que si formateas el equipo, aunque crees otro usuario con el mismo nombre y contraseña, no podrás acceder a tus datos. Es recomendable que crees una copia del certificado, para poder utilizarlo en el futuro para acceder a tus datos en caso de error o tener que reinstalar. Haz clic en Inicio, teclea certmgr. msc y pulsa la tecla Entrar.

Ve a la opción PERSONAL > CERTIFICADOS del menú situado en la parte izquierda de la ventana y luego en la parte derecha selecciona el certificado que tiene tu nombre de usuario. Haz clic sobre él con el botón derecho del ratón y pulsa sobre TODAS LAS TAREAS > EXPORTAR. Selecciona Exportar privada y sigue las instrucciones para asignar una contraseña a la copia. En caso de desastre, podrás importar el certificado en otro ordenador, o en una reinstalación del tuyo. Si tu versión de Windows 7 no es totalmente compatible con EFS puedes utilizar el comando cipher.exe, aunque es este caso ya pierde su gracia y se vuelve un engorro. Otra opción es utilizar aplicaciones de terceros, que pueden no ser tan cómodas como las funciones de Windows 7, pero te permiten instalarlas en varios ordenadores y acceder a tus datos mediante una contraseña. Con este método puedes compartir los datos cifrados con otros usuarios y además otra persona que utilice tú mismo usuario en Windows no podrá acceder a ellos sin introducir la debida contraseña. Una de las aplicaciones más utilizadas es AxCrypt. Puedes obtener esta herramienta de manera gratuita en www.axantum. com/axcrypt. Tienes dos versiones disponibles. La normal, AxCrypt, se instala como una aplicación normal en tu equipo.

La versión que no necesita instalación, AxCrypt2Go, se ejecuta directamente desde el disco, duro, pendrive, etc. y no requiere de instalación. Revisa cuidadosamente el proceso de instalación para no instalar otras aplicaciones de software que te ofrecen y que no tienen nada que ver con AxCrypt. Después de instalar AxCrypt, selecciona la carpeta que quieres comprimir. Luego haz clic sobre ella con el botón derecho del ratón. Observa que en el menú de contexto ha aparecido una nueva opción de nombre AxCrypt. Selecciona language español para cambiar el lenguaje. Luego pulsa sobre Cifrar. Acto seguido, introduce la contraseña con la que se va a cifrar la carpeta. A partir de ahora, para abrir los archivos tendrás que introducir la contraseña. Revisa el manual de AxCrypt, porque te permite hacer cosas tan interesantes como cifrar un archivo y crear un ejecutable, de manera que la persona que lo abra sólo necesite la contraseña, sin tener que instalar AxCrypt.

Tags: windows 7 crifrar efs