Review Ozone Oxid

el . Publicado en Ozone

Cuando estamos jugando, escuchando música o viendo una película cada sonido cuenta. Ozone Oxid es la solución definitiva de auriculares para jugar sin tener que rascarnos mucho el bolsillo. Estos auriculares nos aíslan perfectamente del exterior para permitir la máxima concentración en el juego. Además, el Ozone Oxid incluye un controlador en el propio cable que permite encender / apagar el micrófono, activa el subwoofer, así como otras funciones de uso general (avanzar, retroceder, salto de pista, mute...)

 

HTML clipboard

 

 

Producto cedido por: Atlas Informática

 

 

Ozone Oxid
 

 

 

 

 

Info: Ozone

Página: Traficantes de Hardware

Review: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

Tal y como cita el fabricante, Ozone Oxid ha sido probado para ajustarse a la cabeza proporcionando la mayor comodidad durante las duras sesiones de juego. La diadema ajustable está hecha de materiales suaves para aportar mayor comodidad y cobertura, de ahí que podamos utilizarlo largas horas de juego sin sufrir del calor y sin deslizarse.

 



 

 

Características Técnicas

Micrófono

Dimensiones ø6.0 x 2.8mm
Directividad Omnidireccional
Impedancia ≤2.2KΩ
SPL -38dB±3dB

Auriculares

Dimensiones ø40mm
Impedancia 32Ω
Frecuencia de respuesta  20~20kHz
Sensibilidad (SPL) 96dB±3dB

Cable

Longitud 3 metros
Conexión USB
Peso  310g
Sistema operativo requerido Microsoft® Windows® XP / Vista / 7

 

 

{mospagebreak}

 

 

 

 

Presentación

 

*Para ver las fotografías con más detalle, sólo tenéis que pinchar sobre ellas*

 

    

     

Estos Ozone Oxid se presenta ante nuestros ojos con un embalaje que raya a gran altura, de hecho si cambiáramos el rojo por el verde pensaríamos que estamos ante un producto de Razer, sin duda la elección de Ozone es de 10. En la portada de la caja se pueden ver claramente los propios Oxid en todo su esplendor, y si abrimos la primera tapa, podemos ver directamente el producto cubierto por una ventana plástica. En la parte trasera se detalla la info del modelo, en varios idiomas, y con un gráfico se señalan todos los puntos de interés del producto. Si fuera poco, en uno de sus laterales también se permite ver el auricular.

 

  

Una vez fuera de su caja, observamos que a los auriculares no los acompaña ningún folleto ni ningún cd con software, así que estamos ante un modelo plug&play. Nos llama la atención en primer lugar su acabado completamente negro, tan solo el logotipo de Ozone da un toque de color en cada auricular. El acolchado es contundente, tanto en la diadema como en los auriculares. No son muy pesados, superan por poco los 300 gramos, eso si, como vemos presentan mucho cable, hasta 3 metros.

   

 

En la mano presentan cierta sensación de fragilidad, pero se mantienen firmes. Estamos ante unos auriculares de bajo coste que incorporan un micrófono telescópico y un mando de control integrado en su cableado. La estética de los Ozone Oxid se basa en los colores de la compañía, los auriculares son suaves al tacto en su parte exterior, mientras la diadema es de plástico rígido, acolchada en su interior.

 

 

{mospagebreak}

 

 

 

La estética es totalmente gamer, los auriculares presentan un diámetro de 40mm por lo que deja nuestras orejas al cubierto, vienen completamente acolchados de ahí su comodidad a la hora de usarlos, y vienen forrados con una fina piel.

  

El aislamiento de sonido del exterior es aceptable, sin lujos. El agarre de los auriculares a la cabeza no es lo seguro que nos hubiera gustado, lejos quedan los SteelSeries Siberia Iron Lady que probamos hace unos meses, aunque es verdad que caso triplican en precio a estos Oxid.

 

  

En la unión de la diadema con el auricular se ha grabado una R y una L para indicarnos la posición a la hora de colocarlos. Es en esa zona donde podemos deslizar la propia diadema para adaptar la abertura a nuestra cabeza, nos permite un amplio margen de apertura. Como se observa la diadema está completamente acolchada y forrada en piel por lo que presenta un buen agarre a la cabeza y a la vez es cómoda.

  

  

 

El micrófono como dijimos, es telescópico, podemos sacarlo de su compartimento, e incluso doblarlo, ya que es muy flexible. Con estas imágenes queda bien claro de que es totalmente configurable.

   

 

   

{mospagebreak}

 

En el cable de 3 metros, y a una distancia correcta de los auriculares, está accesible el mando de control, el cual nos permite dominar la reproducción de audio al completo: subir o bajar volumen, activar el micrófono, avanzar y retroceder y más funciones multimedia (pausa, salto de pista..), que en este caso se sitúan en un botón circular. El mando cuenta con una forma muy ergonómica, se adapta muy bien a la palman de la mano; pero siguiendo con el mando hemos de decir que como sorpresa se incluye un nos permite activar la función Subwoofer (se ilumina led indicador en rojo), por lo que si lo activamos, los bajo sonarán mucho más fuertes.

 

  

  

El mando como vemos incluye el logotipo de Ozone y es de tacto suave, da la sensación de tener un reproductor mp3 en la palma de la mano. Por último destacar el cable sobrante desde el mando hasta la conexión USB, nos permite mucho juego. A pesar de lo que se pueda pensar, los Oxid son unos auriculares plug&play, vamos conectar y listo sin necesidad de instalar driver o software alguno.

 

  

Básicamente, es un producto destinado exclusivamente al audio, y como más productos de audio, debemos juzgarlos a través del audio, eso si, también hay que decir que cada persona es diferente en términos de sensibilidad  de audio o también de gusto personal. Un montón de jugadores prefieren sonidos graves para hacer más potentes las explosiones similar a las generadas por el sub-woofer, mientras que otros usuarios, prefieren tonos más agudos por ejemplo para escuchar música clásica, donde la integridad del sonido es importante.

  

En nuestro caso hemos utilizado los auriculares para jugar, ver películas y escuchar música empleando gran amplitud de rangos. Según hemos podido leer una persona joven sana (sin el oído dañado) podría escuchar normalmente 20-20.000 Hz que son en los valores entre los que se mueve este Ozone Oxid. Tenemos que decir que no esperábamos tan buenos resultados en unos auriculares de bajo coste y con conexión USB, en la reproducción de música clásica-Clint Mansell: Requiem for a Dream - Orchestral Version, rock- Bon Jovi - It's My Life o dance - Alexia & Double you - Dancing with an angel, se comporta de manera muy correcta, bajos muy claros, entrando muy bien el modo subwoofer, en los tonos agudos les cuesta un poco más, llegando incluso a deformar el audio en configuraciones extremos de prueba.

Reproduciendo películas, los Oxid se desenvuelven bien, sin complicaciones, audio muy limpio. Lo mismo ocurre durante el juego donde la opción de subwoofer arroja explosiones sorprendentes; los sonido más bajos entran bien por el oído pudiendo sentir con precisión los pasos de los enemigos que nos rodean. Por último destacar que al no ser unos auriculares que "aprieten" nuestros oídos, más bien tienden a lo opuesto, son cómodos tras largas horas de juego, algo que se debe también al poco peso que tienen y al correcto acolchado de auriculares y diadema.

    

Otro detalle interesantes es esta especificación, 96 dB de sensibilidad (SPL (@ 1 kHz, 1 Vrms) , esto es una medida de los alto que los auriculares son capaces de funcionar. Como información adicional, decir que 0 dBA es el sonido más "fino" perceptible por el oído humano, mientras que el umbral de dolor en la mayoría de las personas (antes de que el sonido comience a lastimar los oídos ) es de alrededor de 120 dBA, aunque a la mayoría de nosotros, nos comenzaría a doler en unos 105 dB.

 

 

{mospagebreak}

 

 

 

 

CONCLUSIÓN

 

 

 

 

 

  {youtube}eVFu2a2xQBs{/youtube}

 

 

 

 

Nos ha gustado

Excelente relación calidad-precio
Cómodos tras horas de uso
Botón modo Subwoofer
Reproducción de bajos
Estética gaming radical
Mando control multimedia
Micrófono telescópico y flexible

Se puede mejorar

Reproducción de sonidos agudos
 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los primeros auriculares de Ozone, los Oxid entran con buen pie en el mercado, a pesar de no superar los 30 euros con lo que están en la gama de bajo coste, presentan una calidad sonora bastante correcta, donde los sonidos más bajos cuentan con buena calidad, y además tenemos la posibilidad de activar la función subwoofer que los resalta. Por el contrario, en los sonido más agudos parece que le cuesta, no alcanzando los niveles que esperábamos. La producción de películas, y durante el juego si se muestra firme, sin duda sus puntos más fuertes, junto a su comodidad a la hora de estar horas y horas con ellos puestos. Tanto el auricular como la diadema están bien acolchados, los 40mm de diámetro del auricular le hace abarcar toda la oreja, aislando de manera correcta el sonido proveniente del exterior.

Como añadido está el mando situado en el propio cable situado a unos 60cm del casco, vamos muy accesible, en el tenemos todas las posibilidades de reproducción multimedia, como si de un mp3 se tratase. Además cuenta con micrófono telescópico totalmente configurable. Sin duda los Ozone Oxid son una muy buena alternativa para aquellos que no quieran rascarse el bolsillo y conseguir un producto de calidad, y es que su precio se sitúa entorno a los 25/30 euros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Producto/Enlace
Ozone Oxid